Los vecinos de la ciudad de San Luis comenzarán, en 2018 a pagar los impuestos más caros, un 40 por ciento más. El objetivo es llevar el precio de la Unidad Monetaria Municipal a $2,10, 60 centavos más de su costo actual, que es $1,50.

Los contribuyentes puntanos deberán destinar para el año que viene, más dinero para el pago de tasas y servicios de la ciudad. La Municipalidad de San Luis solicitó incrementar un 40 por ciento el valor de la Unidad Monetaria Municipal (UMM), que está fijado en 1,50 pesos y que buscan llevar a 2,10 pesos, 60 centavos más que en la actualidad.

La cifra se desprende del proyecto de tarifaria que el Municipio capitalino envió para su tratamiento en la Comisión de Hacienda y Presupuesto del Concejo Deliberante. El documento entraría en estado legislativo esta semana.

El director de Ingresos Brutos de la Intendencia capitalina, Emiliano Fernández, dijo que pretenden implementar el aumento a partir de enero de 2018, sin cuotas escalonadas y con aplicación hasta diciembre de ese año.

“La solicitud es en base al aumento de los servicios, como fue el caso del agua cruda que llegó al 120 por ciento más. Tuvimos en cuenta la inflación promedio normal, adicionado un índice de incobrabilidad y morosidad de los contribuyentes”, aseguró Fernández a El Diario de la República.

Además, indicó que el padrón tributario está compuesto por unos 50 mil ciudadanos, de los cuales sólo el 40 por ciento promedio tiene sus impuestos al día, mientras que el 60 por ciento restante tiene deuda con el Municipio gestionado por Enrique Ponce.

“Lo único que está previsto modificar es la Unidad Monetaria Municipal y no la cantidad para los distintos rubros”, explicó el funcionario, quien agregó que otros puntos que tuvieron en cuenta para la confección del nuevo valor fue el incremento de los materiales de construcción, el combustible y la indumentaria para el personal.

Sin embargo, en declaraciones que brindó la semana pasada en el programa de Radio Universidad, “Nada Secreto”, el secretario de Hacienda, Esteban Pringles, señaló que aplicarían cambios en el valor de las tasas correspondientes a rubros específicos o que no estaban bien definidos en anteriores tarifarias.

“Las modificaciones fueron en la introducción de mercaderías que son muy específicas porque tienen muchos rubros, pero en general mantenemos el mismo criterio que en 2015 y 2016”, aseguró Pringles.

A fines de 2016, el Municipio había solicitado un incremento de un 46 por ciento de la UMM para este año, pero finalmente el Concejo Deliberante capitalino resolvió aprobar una suba de casi un 36 por ciento, contra el 17 de índice inflacionario previsto por la Nación.