“Vuelvo a Siria porque mi familia me necesita”. Se trata de María, una joven que había llegado a la provincia en diciembre pasado. Ella disfrutó viviendo en suelo puntano durante 7 meses, pero debido a problemas de sus familiares en Siria, decidió volver a su país natal para ayudarlos.