El pasado viernes, en la calle 9 de julio y San Martín, una camioneta del municipio estacionó en plena rampa de discapacitados. Estuvo por largos minutos y sin dudas, esta acción despertó “miradas críticas” de quienes pasaban por el lugar.