Así lo expresó el Padre Alan, responsable de la parroquia, quien asegura que no tienen los medios, ni el lugar para dar alojamiento.