La última semana de 2017 traerá una “intensa ola de calor”, que en el caso de San Luis situaría la máxima entre 37 y 40°C.

La mayor parte del NOA y Cuyo, observarán precipitaciones abundantes a muy abundantes de entre 25 a más de 100 milímetros. Con numerosos focos de tormentas severas, con riesgo de granizo, vientos y aguaceros torrenciales.

Hacia el fin de semana se producirá el paso de un frente frío, que limpiará la atmósfera y producirá un marcado descenso de la temperatura en el sur y el centro del país, mientras que su porción norte seguirá bajo el dominio de los vientos del trópico.

Así, el este del NOA, el este de Cuyo, el norte de la Región Pampeana, el norte de la Mesopotamia y los extremos occidental y oriental experimentarán temperaturas mínimas entre 15 y 20°C. El centro del NOA, el centro de Cuyo, el centro y el sur de la Región Pampeana, y el sur de la Mesopotamia observarán temperaturas mínimas entre 10 y 15°C. El oeste del NOA y el oeste de Cuyo experimentarán temperaturas mínimas inferiores a 10°C con heladas localizadas y generales hacia las zonas cordilleranas.

Ola de calor

La primera semana de 2018, retornarán los vientos del trópico, dando inicio a una intensa ola de calor, por lo que la mayor parte del país experimentará temperaturas máximas superiores a 35°C.