El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, afirmó también que “pretenden avalar con la firma de los mandatarios decisiones que deben ser tomadas exclusivamente por el Poder Ejecutivo nacional”.

El primer mandatario provincial, en el debate sobre la reforma previsional y fiscal y el Consenso realizado en noviembre en Buenos Aires, dijo que la Nación administra mal y pidió que “cumplan la Constitución; tenemos derecho a no firmar porque no nos conviene, estamos cediendo autonomía y jurisdicción”.

Recalcó que el déficit que tiene la Nación es enorme y que superó a todas las provincias y a lo imaginable, contrajo una deuda externa de $150 mil millones de dólares para cubrir el déficit que aún tiene.

Alberto la calificó “como deuda odiosa” y apuntó que “para pagarle a los acreedores extranjeros salimos corriendo y para pagarle a la provincia de San Luis, Santa Fe, a las provincias argentinas hay que buscarle la vuelta y hacer consensos fiscales. Por eso la provincia no firma el pacto fiscal”.